Testimonios de nuestros clientes 

Sam & Polina

Luis & Carlos

Debido a las restricciones de COVID, tuvimos que organizar nuestra boda en México con muy poco tiempo de anticipación; para nuestra gran sorpresa y beneficio, Jardín de la Abundancia estaba disponible. Ambos vivimos en el extranjero y llegamos a México solo un par de semanas antes de la boda a los cielos cálidos y soleados de Tepoztlán. Jonathan, el dueño y gerente, fue absolutamente maravilloso. Básicamente se convirtió en nuestro planificador de bodas y fue más allá de sus deberes para ayudarnos con todos los arreglos, siempre se mantuvo en contacto en línea, nos recibió en Tepoztlán, arregló todos los autobuses (ambos en Tepoztlán en la ciudad de México), nos ayudó a registrar nuestro matrimonio como extranjeros. , y mucho, mucho más. El florista, los maquilladores, los DJ, los artistas de fotografía y video, a quienes Jonathan recomendó, hicieron un trabajo maravilloso. La comida fue excelente, el chef fue muy servicial con el menú y algunas solicitudes individuales de nuestros invitados. El personal fue muy hospitalario y servicial, todo superó nuestras expectativas. El lugar en sí es hermoso, tranquilo y seguro, con habitaciones y salones para banquetes muy grandes y de buen gusto. Es realmente un jardín de abundancia, con un toque de bosque tropical sombreado y ventoso y un prado espacioso y soleado. Tuvimos alrededor de 50 invitados, y hay suficiente espacio en el hotel Jardín para acomodar a todos y definitivamente suficiente espacio durante las funciones: los lugares no se sentían llenos ni vacíos. Por último, se dice que Tepoztlán es un antiguo lugar de misterio. Caminar por las calles empedradas y disfrutar de su ambiente relajado fue divertido cuando no estábamos en el resort. Siempre estaremos en deuda con Jonathan y su personal que hicieron de nuestra boda una ocasión hermosa y mágica que ni nosotros ni nuestros invitados olvidaremos jamás.
¡Volveremos! (con nuestros hijos!!)

¡Jardín de la Abundancia es un lugar único para
una boda genial!

Mi ahora esposo y yo lo conocimos en mitad de la pandemia buscando un lugar para poder casarnos y desde el primer momento nos dimos cuenta que era el lugar indicado.
Nuestra boda se realizó en diciembre del 2021 y desde el inicio de los preparativos Jonathan estuvo al pendiente de todo, tuvimos muchísimo apoyo por parte de él y de todo su equipo para que todo saliera excelente.
Y del jardín que decir, realmente se nota todo el trabajo y cuidado que le ponen a cada una de las áreas, todo está realmente limpio, los jardines están muy cuidados, el pasto es verde, el agua de las albercas esta clara, los estanques artificiales llenos de nenúfares, peces y tortugas te dan mucha paz, tanto las fuentes y esculturas de Buda que tienen en todo el sitio te hacen sentir en un lugar completamente relajante, las habitaciones son muy espaciosas, cómodas, muy bien iluminadas y ventiladas.
Nosotros y nuestros 120 invitados disfrutamos mucho de ese fin de semana maravilloso, la comida estuvo increíble desde el día viernes que llegamos la banquetera se lució ya que fuimos recibidos con la cena de bienvenida, una ensalada griega muy fresca, una sopa de tortilla riquísima y una arrachera muy jugosa con papas fritas. Al día siguiente tuvimos un desayuno buffet delicioso frente a la alberca principal y para el momento de la boda elegimos: morralitos de champiñones y queso, brochetas mar y tierra, sopa de champiñones y pechuga de pollo rellenas de poblano, setas y elotito, no se imaginan lo rico que estaba todo.
Cuenta con un área donde efectuamos nuestra ceremonia, que permitió disfrutar del momento y que nuestros invitados estuvieran cómodos.
No cabe duda que elegimos el mejor lugar para poder realizar nuestro evento, todos los invitados y nuestra familia no paraban de preguntarnos cómo es que habíamos encontrado tan excelente lugar, la decoración de cada espacio fue única, desde la recepción, las fuentes, el área de ceremonia, las mesitas del cocktail de bienvenida y la Palapa completa.
Esperamos volver pronto y vivir nuevamente la experiencia de atención y calidez del lugar.
Si buscas un lugar para que tu boda sea épica, el Jardín de la Abundancia es el mejor lugar.